El cuerpo perfecto no existe.  Es una cuestión que depende de los gustos particulares de cada individuo y de los cánones que la moda ha ido marcando a lo largo de la historia. Fijémonos, por ejemplo, en el contraste que existe entre “Las tres Gracias” de Rubens y las figuras femeninas extremadamente delgadas que hemos visto en las pasarelas del siglo XXI.

Cualquier cuerpo saludable independientemente de sus proporciones, puede ser bello.  Sin embargo, las estadísticas revelan que sólo un porcentaje muy pequeño de las mujeres se sienten satisfechas con él.

Morguer Design apuesta por  la belleza y la elegancia natural de cada mujer.  No se trata de que nuestras medidas se ciñan al canon de belleza del momento sino, de aprender a resaltar esas partes fuertes que todas tenemos y a disimular aquellas otras, de las que no nos sentimos tan orgullosas. Para ello, contamos con un gran aliado: LA MODA.

Algunos consejos que te ayudarán a lucir siempre perfecta:

-          Si quieres parecer más esbelta, utiliza vestidos y faldas de corte vertical monocolor o de colores de la misma gama con largo hasta la rodilla. Si además utilizamos colores oscuros (por ejemplo, negro, gris marengo o azul marino), el efecto será aún mayor. Si por el contrario nos vemos muy delgadas y queremos proporcionar más volumen a nuestra silueta, los vestidos y faldas con vuelo y  los estampados, serán nuestros mejores aliados.  

 -          En el caso de los pantalones, las prendas de corte recto y tela fina de color oscuro o rayas verticales estilizan la silueta y te hacen parecer más delgada. Sin embargo, en el caso de que las piernas sean muy delgadas y queramos por lo tanto lograr el efecto contrario, los colores claros, los brillos y los estampados ayudarán a conferir volumen a esta zona.

Para lograr un efecto reductor de la cintura, debemos recurrir a pantalones con cintura estrecha, talle medio y evitar los bolsillos en esa zona. Si por el contrario nuestra silueta es muy delgada y queremos ganar volumen en la zona de cintura y glúteos, nos ayudarán los pantalones de talle alto con pinzas o bolsillos en la cintura.

 -          Si nuestros brazos no son el punto fuerte, bien por ser gruesos o excesivamente delgados, la manga larga nos ayudará. La manga francesa, además de resultar muy femenina, puede ser la solución para las épocas más cálidas.

 -          En contra de lo que se suele pensar, las prendas excesivamente anchas, lejos de restar volumen al cuerpo, suelen causar un efecto contrario. Del mismo modo, las chaquetas con solapas grandes, las chaquetas cruzadas o de doble botonadura, tampoco resultan buenos aliados si lo que pretendemos es conseguir una figura más estilizada.

 -          Para aquellas mujeres que desean conseguir un efecto reductor de la tripa resultan perfectos los vestidos cruzados o drapeados en esa zona. Sin embargo, se deberían de evitar los tableados a la altura de la tripa que pueden proporcionar mayor volumen a la misma.

 -          El escote en forma de V y el escote cuadrado, suelen favorecer a todas las mujeres independientemente del tamaño de su busto. Si tienes el busto pequeño, los escotes en forma de U y los escotes en forma de corazón se convierten en tus grandes aliados pues generan un efecto visual que aumenta esa zona. En contraposición, el escote redondo y el escote barco, son perfectos para las mujeres con busto grande ya que, en ambos casos, tienden a disimularlo. 

Los escotes palabra de honor, aunque suelen ser muy femeninos, no resultan fáciles de llevar. Mejor utilizarlos sólo en caso de busto pequeño y brazos delgados.

 -          El poder de los complementos:

En el caso de que queramos resaltar una zona concreta de nuestro cuerpo, podemos hacerlo de forma sencilla agregando un complemento o un estampado a la misma.

 Los bolsos de mano un poquito grandes (pero siempre en proporción a nuestro cuerpo), pueden ser un gran aliado para camuflar la zona de la tripa y de la cadera.

Además, Si queremos disimular nuestras curvas, un bolso y zapatos de color como complemento a un vestido negro, distraerán la atención y conseguirán el objetivo. No debemos de olvidar que un vestido negro bien escogido, puede llegar a reducir visualmente una talla.

 Los tacones altos estilizan la figura y más aún si son de color nude, ya que provocan un efecto óptico de continuidad de la pierna.

 -          Por último, existen muchas prendas de interior que ayudan a modelar nuestra figura y a resaltar aún más nuestra belleza: prendas spanx, medias reductoras, sujetadores de aumento o disminución etc.

“Todos los cuerpos son bellos si sabemos cómo sacarles partido”